23.9.13

BALANCE


Justo cuando estaba a punto de alcanzar el cubo, le falló una pierna y cayó al pozo. Mientras caía, le pasó aquello tan conocido de ver de un vistazo toda su vida. Y la encontró tan lisa, igual y monótona (dicho sea entre nosotros), que se tragó el agua de ahogarse con una ejemplar resignación. 

Cuento breve de Pere Calders.
Previous Post
Next Post
Related Posts

0 comentaris: