17.5.15

¿QUE DEMONIOS HA PASADO?


El mismo dia en que servidor cumplía 70 primaveras moría el escritor británico Terry Pratchett a los 66 años, “en su casa, con su gato durmiendo en la cama y rodeado de su familia”, según explicó su editor Larry Finlay. Pratchett es autor de 70 libros, incluyendo los 40 de la serie del Mundodisco: este universo plano y redondo se sostiene a lomos de cuatro elefantes que se apoyan a su vez sobre una enorme tortuga. Sus libros tienen una fantasía y un humor inconfundibles, que lo han convertido en uno de los autores más queridos por sus lectores. 
He seleccionado a modo de pequeña muestra algunas de las frases que más me gustan de entre las miles que escribió para sus decenas de libros.

El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
Cavadores, 1991.

La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
Papá puerco, 1996.

A los dioses no les gusta que las personas no trabajen mucho. Las personas que no están ocupadas continuamente pueden empezar a pensar.
Dioses menores, 1992.

La gravedad es una costumbre difícil de olvidar.
Dioses menores, 1992.

Dale fuego a un hombre y estará caliente un día, pero préndele el fuego y estará caliente el resto de su vida.
Jingo, 1997.

Si los gatos parecieran ranas, enseguida nos daríamos cuenta de lo desagradables y crueles que son esos pequeños bastardos. Estilo. Eso es lo que la gente recuerda.
Lores y damas, 1992.


Los músicos solían ir cortos de dinero; de hecho esta era una de las definiciones de la palabra 'músico'.
Soul Music, 1994.

Conseguir una educación era un poco como una enfermedad de transmisión sexual. Te invalidaba para un montón de trabajos, y entonces tenías la urgencia de pegársela a alguien.
Papá puerco, 1996.

Se le consideraba algo así como un intelectual porque algunos de sus tatuajes no tenían faltas de ortografía.
Papá puerco, 1996.

La historia tiene la costumbre de cambiar a las personas que se creen que la están cambiando a ella.
Mort, 1987.

Tardaría varios millares de años en producir algún efecto, pero esa no era razón para rendirse.
Tiempos interesantes, 1994.

Vimes asintió adustamente. Aquello también tenía lógica. Las cosas se hacían porque se habían hecho siempre, y la explicación era: "Pero es que siempre lo hemos hecho así". Un millón de personas muertas no pueden estar equivocadas, ¿verdad?
El quinto elefante, 1999.

Parece que no posees ninguna habilidad útil ni ninguna clase de talento, dijo. ¿Has pensado en dedicarte a la enseñanza?
Mort, 1987.

La lógica es maravillosa, pero a veces obtienes mejores resultados pensando.
El país del fin del mundo, 1998.

Conozco a las personas que hablan de sufrir por el bien común. ¡Nunca son ellos, joder! Cuando oyes a un hombre gritar: ¡Adelante, bravos camaradas!, verás que siempre es el que está detrás de la jodida roca enorme, y el único que lleva el casco realmente a prueba de flechas'.
Tiempos interesantes, 1994.

Te llamas diosa señora, y no sabes nada. Nada. Lo que no muere no puede vivir. Lo que no vive no puede cambiar. Lo que no cambia no puede aprender. La criatura más diminuta que muere en la hierba sabe más que tú.
Lores y damas, 1988.

En el interior de cada anciano hay un joven preguntándose qué demonios ha pasado.
Imágenes en acción, 1990.

La vida de una persona sí pasa delante de sus ojos antes de morir. El proceso se llama "Vida".
El país del fin del mundo, 1998. 

La vida es un hábito, resulta muy difícil dejarlo…
El segador, 1991.

Esos que ves allí son mortales - prosiguió la Muerte -. Estarán en este mundo apenas unos cuantos años y se los pasan com plicándose la vida. És fascinante...sírvete un pepinillo - Muerte, 1987.
Previous Post
Next Post
Related Posts

0 comentaris: